EXPIACIÓN, AMBICIÓN Y LICENCIAS O LA NOVELA SEGÚN CARE SANTOS

 

Que haya sido Care Santos la persona que se ha encargado de hacer la crítica de la novela para el suplemento “EL CULTURAL” del diario “EL MUNDO” del viernes 8 de julio me llena de alegría. No porque la conozca o porque haya leído sus obras sino porque sé que ella misma ha lidiado con el problema de levantar un mundo ya desaparecido, el de la Barcelona burguesa de principios del siglo XX, en su última novela titulada “Habitaciones cerradas”. Eso indudablemente explica que haya una cierta cercanía en nuestros gustos e intereses, quizá hasta en las lecturas a las que hemos tenido que acudir para ambientar una época con la que hemos soñado pero que no vivimos. Es cierto que hay muchísimas cosas que separan nuestras dos narraciones, la primera y principal el lapso de tiempo, más concreto el mío y más amplio el suyo al intentar explicar la historia de la familia Lax, según creo, y algunas casualidades como que nuestros dos protagonistas se llamen igual, Amadeo.

Pero no quiero extenderme sino dejar paso a lo que dice Care de la novela y que agrdezco infinito por venir de quien viene:

“Las agitaciones políticas y sociales, la violencia anarquista o la recién descubierta lucha de clases son aspectos de finales del siglo XIX que han llamado la atención de varias generaciones de novelistas en el último siglo. Entre ellos, la ciudad de Barcelona ha gozado de un predicamento enorme como escenario literario. Jorge Navarro (Castelldefels, 1962) , escritor, historiador y profesor de enseñanza secundaria, se une a ellos al cimentar su primera novela sobre un suceso ocurrido en su ciudad natal en 1893, cuando el asalto a las propiedades de un adinerado noble se saldó con cuatro víctimas inocentes.

Como en una historia de Agatha Christie, son muchas las personas que tienen motivos para odiar a Amadeo Castellfullit, el antipático prohombre burgués que protagoniza la historia. Algunas incluso se atreven a planear su asesinato. Sin embargo, el autor no nos sirve la crónica de ese crimen, sino más bien la de su expiación por parte de los implicados, demorándose tanto en el juicio al culpable como en la repercusión que la sentencia tiene sobre el barón y su entorno. Mientras tanto, la trama se demora en un relato costumbrista en el que el entusiasmo que demuestra el autor por la época es tan de agradecer como la ambición con que se acerca a ella.

Conveniente es resaltar que a Jorge Navarro le preocupa mucho más el encaje de las piezas de la ficción que la fidelidad al momento histórico. Así, se alteran fechas y datos, se caracteriza al pintor Ramón Casas -un personaje que gana relevancia a fuerza que la novela avanza- más como un bohemio que como el burgués que en realidad fue; se añade una nota final en el que se hacen públicas las licencias y se supeditan al desarrollo de la trama novelesca. Los nostálgicos de la época y los aficionados al detallismo costumbrista no deberían perderse este gran estreno .

 

** *

(La imagen de Care Santos está sacada de http://www.paragustoshaycolores.com/2010/08/crypta-de-care-santos.html)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: